El Tribunal Supremo condena a 19 años de prisión a pederasta descubierto tras perder su cámara con fotos de abusos sexuales a una niña

Un vigilante de seguridad del local la entregó a la Guardia Civil para que investigara los hechos

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 19 años y medio de prisión por abusar sexualmente de una niña de 7 años a un hombre que fue descubierto al dejarse olvidada en una cafetería la cámara donde guardaba las fotos de los abusos. Un vigilante de seguridad del local la entregó a la Guardia Civil para que investigara los hechos.

La Sala considera lícita la prueba y afirma que no puede tener efecto contaminante la actuación del vigilante de seguridad que, con el fin de identificar al trabajador que había olvidado en la empresa una cámara de fotos, accedió a algunas de las fotos sin contar con autorización judicial.

Para la Sala, se trata de una prueba proporcionada por un vigilante particular a los agentes de la Guardia Civil, sin que esa entrega haya sido concebida como un mecanismo de elusión de las garantías que el sistema constitucional reconoce para la protección a los derechos a la intimidad y al entorno virtual. De hecho, añade, los agentes pidieron autorización judicial para acceder a su contenido y obtener el volcado de las imágenes de interés para la investigación.

En el recurso de casación, el condenado alegaba también la ilicitud de esa prueba por una hipotética vulneración de su derecho al honor, a la intimidad familiar y a la propia imagen ya que la guardia civil también accedió a las fotografías sin autorización judicial.

La Sala Segunda indica que el reconocimiento de los hechos por el condenado, que en el juicio admitió que él había hecho esas fotografías, desvincula el valor probatorio de esa afirmación de toda fuente de antijuridicidad y permite al órgano decisorio obtener sus propias conclusiones probatorias, con independencia de la queja sobre una hipotética vulneración del derecho a la intimidad.

Por último, rechaza también el motivo en que el condenado, que reconoció sólo los abusos ocurridos un día, cuestiona la continuidad del delito de abuso sexual. En este sentido, concluye que el testimonio de la menor y los informes de los psicólogos que se entrevistaron con ella se refieren a distintas secuencias temporales que coinciden con la estancia en el domicilio del recurrente.

La sentencia desestima el recurso de casación interpuesto por el condenado contra el fallo de la Audiencia Provincial de Almería que le consideró autor de un delito de corrupción de menores y otro continuado de abuso sexual a menor de trece años. Además de la pena de prisión citada, impuso al recurrente la prohibición de acercarse y comunicarse con la menor durante 40 años y el pago de una indemnización de 50.000 euros por daños morales. Los hechos se produjeron en Antas (Almería) en 2014. El hombre abusó sexualmente en varias ocasiones de la hija de su pareja, que lo consideraba como un padre, y realizó fotografías de dichas escenas.

 

TS Penal 4 julio 2017

 

Anuncios

Pensión compensatoria por desequilibrio económico. ¿que se tienen en cuenta para establecer límite temporal o vitalicio?.

En esta reciente sentencia se desestima recurso de casación del esposo obligado al pago de la pensión indefinida, sin perjuicio de solicitar la extinción o modificación de la misma mediante el cauce procesal oportuno si las circunstancias cambian en algún momento.

Sentencia del Tribunal Supremo de 2 de octubre de 2017. Recurso nº 253/2017. Ponente: Excmo. Sr. D. Antonio Salas Carceller.

Se reitera lo declarado en sentencia de 24 de octubre de 2013 (Rec. 2159/2012), y la de 8 de septiembre de 2015 (Rec. 2591/2013), entre otras, que la transformación de la pensión establecida con carácter indefinido en temporal puede venir dada por la idoneidad o aptitud para superar el desequilibrio económico, y, alcanzarse por tanto la convicción de que no es preciso prolongar más allá su percepción por la certeza de que va a ser factible la superación de este desequilibrio.

«SEGUNDO.- El único motivo del recurso se formula por infracción del artículo 97 CC y de la doctrina jurisprudencial de la Sala Primera del Tribunal Supremo emanada en torno a dicho precepto. Afirma la parte recurrente que esta sala en reiteradas sentencias, y en concreto en las que acompaña, determina que para otorgar una pensión compensatoria temporal es menester que el Tribunal haga un juicio de prospección en virtud del cual, valorando todas las circunstancias contempladas en el artículo 97 del Código Civil, determine si se da o no una situación de idoneidad o actitud de la beneficiaria de la pensión para superar el desequilibrio económico en un tiempo concreto y determinado.
En este caso no basta que la esposa haya trabajado y tenga cierta cualificación —en parte, condicionada por la dedicación a labores domésticas durante bastantes años— para dar por cierto que podrá acceder al mercado laboral en un plazo determinado, cuando es conocida la dificultad que aún existe para ello como consecuencia de una larga crisis económica y que la interesada ha superado ya la edad de cincuenta años. La fijación temporal de la pensión ha de partir de la convicción del tribunal de que, dentro del plazo fijado, se ha de poder restaurar el equilibrio por los propios medios del cónyuge beneficiario. Cuando no existe tal convicción —como ocurre en el caso— lo oportuno es el establecimiento de la pensión con carácter indefinido, lo que no implica un derecho a cesar en la búsqueda de tal restauración del equilibrio mediante ingresos propios y la imposibilidad de solicitar una modificación de medidas cuando tal búsqueda no se produce, con la finalidad —que no puede encontrar amparo en derecho— de mantener el percibo de la pensión por parte de quien se beneficia de ella. Lo que procede, en definitiva, es hacer una ponderación de las circunstancias concurrentes a efectos de decidir en cada caso lo más adecuado en atención a los intereses en conflicto; ponderación que se ha de entender realizada correctamente por la Audiencia Provincial, lo que impide que el recurso prospere.»

SE ADJUNTA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO
compensatoria para caracter indefinido criterios

Conducir vehículos a motor sin haber obtenido nunca el carnet es delito contra la seguridad vial.

El Pleno de la Sala II del Tribunal Supremo ha establecido en una sentencia que conducir vehículos a motor sin haber obtenido nunca el carné es un delito, y no una infracción administrativa, y no requiere que el conductor haya puesto en un peligro concreto la seguridad vial ni cometido una maniobra antirreglamentaria.
Jurisprudencia comentada
TS, Sala Segunda, de lo Penal, S, 26 Abr. 2017 (Rec. 2114/2016)
La Sala de lo Penal del TS en sentencia de 26 de abril 2017, Rec. 2114/2016 (LA LEY 47880/2017) ha estimado el recurso de la Fiscalía contra una sentencia de la Audiencia Provincial de Toledo, de 28 de septiembre de 2016 (LA LEY 155773/2016), que revocó a su vez la condena por delito contra la seguridad vial impuesta por un Juzgado de lo Penal de Toledo a un hombre por conducir un coche por una carretera de la provincia “siendo plenamente consciente de la imposibilidad que le afecta para la conducción de vehículos a motor, por no haber obtenido en ningún momento permiso de conducir o licencia que le habilite oficialmente para conducción de vehículos a motor”.
La Audiencia absolvió al conductor al destacar que no había puesto en riesgo la seguridad vial, ni cometido ninguna maniobra antirreglamentaria. Añadía que el legislador no ha dibujado claramente la línea de separación entre el delito y la infracción administrativa en estos casos.
Ante las discrepancias entre varias audiencias provinciales sobre la cuestión, el Pleno de la Sala II ha decidido estudiar el recurso de la Fiscalía, cuyo objeto era determinar si el delito de conducción de un vehículo a motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción (artículo 384 del Código Penal (LA LEY 3996/1995)) es un delito de peligro abstracto o concreto, y si fuera lo primero, si se consuma con la mera realización de la conducción referida, o si se trataba de lo segundo, si exige que se haya producido un peligro real para la seguridad vial.
El Supremo, en sentencia de la que ha sido ponente el magistrado Julián Sánchez Melgar, establece que se trata de un delito de peligro abstracto: “De la lectura de dicho precepto no se desprende exigencia alguna de un peligro concreto para la seguridad vial, sino la realización exclusivamente de la conducción de un vehículo de motor sin la correspondiente habilitación administrativa, por no haberla ostentado nunca quien pilota tal vehículo de motor”.

Multa de 1.200 euros y cinco años de alejamiento por acoso a una compañera de trabajo |

Según informa el Consejo General del Poder Judicial:

La sentencia, dictada por la Audiencia Provincial de Cantabria, desestima el recurso del condenado por el delito de stalking, que pretendía una relación amorosa con su compañera de trabajo y la sometió a continua vigilancia. La mujer tuvo que cambiar de domicilio por el seguimiento del que estaba siendo objeto y será indemnizada con 2.000 euros por daño moral. La Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado la condena a un hombre por acosar a una compañera de trabajo, a la que sometió a una “persecución obsesiva” durante cinco meses, hasta que la mujer decidió denunciarle y solicitar una medida de alejamiento, que consiguió. El tribunal desestima así el recurso de apelación que el condenado presentó contra la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 2 de Santander, que en septiembre del pasado año le consideró autor de un delito de stalking o acoso ilegítimo. Se trata de una nueva figura penal introducida en la última reforma con la que se trata de dar respuesta a conductas de gravedad que, en muchas ocasiones, no podían ser calificadas como coacciones o amenazas. El juez le impuso por este delito una pena de multa de 1.200 euros, le prohibió aproximarse o comunicar con la mujer durante un periodo de cinco años y le obligó a indemnizarla con 2.000 euros “por ser patente el daño moral causado como consecuencia de la inquietud, el temor y el acoso sufrido”, tal y como afirmó en su sentencia. Según el relato de hechos, el hombre había trabado una amistad con su compañera de trabajo y posteriormente pretendió una relación amorosa con ella. Sin embargo, tras la negativa de la mujer, el hombre comenzó a dejarle, regalos, fotografías y flores en el vehículo de ella o incluso en su domicilio. Además, le enviaba numerosos mensajes telefónicos que ella no contestaba y si lo hacía era para pedir que la dejara en paz. Ante la situación de continuo seguimiento, la mujer cambió de domicilio a otra localidad y, finalmente, denunció los hechos solicitando una orden de protección que le fue concedida. Un testimonio contundente En la sentencia del Juzgado, el magistrado subrayaba que el propio encausado reconoce los hechos “sino en su totalidad sí en su mayor parte”, y consideraba la declaración de la víctima “clara y contundente” a la hora de relatar la situación de acoso. En el mismo sentido se pronuncia ahora la Audiencia, que al resolver el recurso del condenado contra la sentencia del Juzgado de lo Penal se refiere al testimonio de la denunciante como “contundente y sin fisuras”, corroborado por regalos, notas, fotografías y flores, así como el contenido de los mensajes telefónicos remitidos. Según el tribunal, todo ello “acredita que el recurrente no aceptó la ruptura definitiva de la amistad e inicia un control, seguimiento, labor de vigilancia y reiteración de mensajes, lo que constituye un acoso y persecución obsesiva que constituye el delito por el que viene condenado”. En cuanto a la responsabilidad civil, la Audiencia Provincial confirma la misma, ya que “de la propia dinámica de los hechos se infiere un daño moral para la víctima”. En este sentido, señala el tribunal que se aprecia “miedo y desasosiego” que le impidió desarrollar “con tranquilidad una vida laboral ni personal, viéndose menoscabada gravemente su libertad teniendo que ponerlo en conocimiento de sus superiores e incluso pedir una orden de alejamiento para poder retomar su vida cotidiana sin temores y con libertad”. La sentencia es firme.

El Supremo declara paternidad de hombre que se negó injustificadamente a la prueba biológica.

SANCHEZ PORRAS ABOGADOS: blog noticias actualidad abogados y justicia

En Sentencia de Julio de 2017 el Tribunal Supremo ha declarado la paternidad de un hombre que se negó de forma injustificada a someterse a la prueba biológica. Para la Sala no puede prevalecer la actuación de quien obstaculiza, sin razón justificada, la averiguación de la verdad teniendo a su alcance la posibilidad de facilitar la solución del problema.
No puede prevalecer la actuación de quien obstaculiza la actuación de la verdad pudiendo facilitar la solución del problema

En su sentencia, afirma que no es necesario que se pruebe la existencia de una relación sentimental entre las partes y que basta una simple relación de conocimiento de la que se pueda concluir la posibilidad de la procreación, como sucede en este caso: las partes se conocían porque iban al mismo gimnasio y un empleado del mismo se refirió a comentarios de que “estaban liados”.
La Sala concluye que estas circunstancias…

Ver la entrada original 61 palabras más

El Supremo declara paternidad de hombre que se negó injustificadamente a someterse a la prueba biológica.

En Sentencia de Julio de 2017 el Tribunal Supremo ha declarado la paternidad de un hombre que se negó de forma injustificada a someterse a la prueba biológica. Para la Sala no puede prevalecer la actuación de quien obstaculiza, sin razón justificada, la averiguación de la verdad teniendo a su alcance la posibilidad de facilitar la solución del problema.
No puede prevalecer la actuación de quien obstaculiza la actuación de la verdad pudiendo facilitar la solución del problema

En su sentencia, afirma que no es necesario que se pruebe la existencia de una relación sentimental entre las partes y que basta una simple relación de conocimiento de la que se pueda concluir la posibilidad de la procreación, como sucede en este caso: las partes se conocían porque iban al mismo gimnasio y un empleado del mismo se refirió a comentarios de que “estaban liados”.
La Sala concluye que estas circunstancias son insuficientes como prueba de paternidad, pero unidas a la negativa del demandado a someterse a la prueba biológica llevan a estimar la demanda de filiación paterna no matrimonial de hija menor planteada por la madre; demanda que fue rechazada por juzgado primera Instancia de San Sebastián y por Audiencia Provincial de Guipúzcoa.

Se adjunta Sentencia

TS Civil 18 julio 2017

CONDENA 4 años y medio PRISION DELITO CONTINUADO APROPIACION INDEBIDA A MUJER QUE SE QUEDÓ CON PARTE DEL DINERO DE LA VENTA DEL PISO DEL ANCIANO ENFERMO QUE CUIDABA

La Audiencia Provincial de Alicante condena a por delito continuado de apropiación indebida a cuatro años y medio de prisión a una mujer que se quedó con parte del dinero de la venta de un piso del anciano que cuidaba.

Delito continuado de apropiación indebida de los arts. 252 y 250.5 y 6 y 74 CP. Se aplica la agravante de abuso de confianza.

La víctima, de 83 años y diagnosticado de demencia, cobró más de 198.000 euros de un piso.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a cuatro años y medio de prisión por un delito continuado de apropiación indebida a una mujer que se quedó con gran parte del dinero de la venta de un piso, propiedad del anciano al que cuidaba. La Sala le impone además una multa de más de 3.000 euros.

La mujer deberá indemnizar al anciano con más de 177.000 euros, resultantes de restar a los cerca de 198.000 euros cobrados por el último plazo de la venta del piso, 21.000 euros de dinero que se consiguió localizar o justificar y que se destinó a la cancelación de la hipoteca o los pagos a un abogado, entre otros.
La cuidadora comenzó a encargarse del anciano, de 83 años, en enero de 2011 en el domicilio de este en Alicante. Ese mismo año, el hombre vendió un ático de su propiedad por el que cobró un último plazo de 198.000 euros. Según el relato de hechos probados, la condenada se ganó la confianza del octogenario, que sufría demencia, y fue autorizada en las cuentas bancarias del anciano.
En 2012 el hombre empeoró e ingresó en un hospital psiquiátrico. Un Juzgado lo incapacitó a petición de sus hijos, que encontraron en las cuentas bancarias de su padre poco más de 900 euros.

Se adjunta Sentencia:

AP Alicante condena a mujer que se quedó dinero venta piso anciano que cuidaba

NOVEDADES INFORME MEDICO Y OFERTA MOTIVADA

SANCHEZ PORRAS ABOGADOS: blog noticias actualidad abogados y justicia

La compañía de seguros del coche responsable del siniestro es quien debe realizar la oferta motivadora y en esta oferta se detallará la indemnización.

Esa oferta debe estar argumentada para que los lesionados sepan a qué corresponde cada uno de los importes que aparecen.

Cuando la oferta no está bien detallada, las compañías de seguros cambien ofrecen indemnizaciones inferiores a las que deberían pagar. Muchos accidentados aceptan rápidamente, generalmente, por desconocimiento y necesidad. Por ello, el asesoramiento legal en el caso de reclamar una indemnización es de vital importancia. Hay que tener en cuenta que las compañías aseguradoras miran por su propio enriquecimiento, lo que les interesa es reducir la cuantía que deben abonar.

La Ley vigente obliga a que los seguros hagan u estudio sobre los daños, tanto personales como materiales, que han sufrido las víctimas del siniestro. Sobre todo, deberán tener en cuenta las lesiones de las víctimas…

Ver la entrada original 261 palabras más

NOVEDADES INFORME MEDICO Y OFERTA MOTIVADA

La compañía de seguros del coche responsable del siniestro es quien debe realizar la oferta motivadora y en esta oferta se detallará la indemnización.

Esa oferta debe estar argumentada para que los lesionados sepan a qué corresponde cada uno de los importes que aparecen.

Cuando la oferta no está bien detallada, las compañías de seguros cambien ofrecen indemnizaciones inferiores a las que deberían pagar. Muchos accidentados aceptan rápidamente, generalmente, por desconocimiento y necesidad. Por ello, el asesoramiento legal en el caso de reclamar una indemnización es de vital importancia. Hay que tener en cuenta que las compañías aseguradoras miran por su propio enriquecimiento, lo que les interesa es reducir la cuantía que deben abonar.

La Ley vigente obliga a que los seguros hagan u estudio sobre los daños, tanto personales como materiales, que han sufrido las víctimas del siniestro. Sobre todo, deberán tener en cuenta las lesiones de las víctimas para contemplar el supuesto de tener que abonar una indemnización. Como ya hemos comentado, es importante que la oferta motiva cuente con un desglose del total a indemnizar, es decir, con todos los puntos detallados por los que se indemniza al lesionado.

Los informes médicos necesarios para calcular la indemnización son realizados por las compañías de seguros, por lo que suelen ser favorables a ella. Además, según el nuevo baremo de indemnizaciones, el accidentado deberá ser revisado por el médico designado por el seguro.

En estos casos, el afectado puede negarse a ser atendido por el médico del seguro, pero no podrá reclamar intereses de demora.

Las lesiones deben ser cuantificadas como los días de recuperación o las secuelas.

Si el lesionado no cuenta con oferta motivada o una respuesta motivada cuando se ha cumplido el plazo de 3 meses, el lesionado no podrá reclamar por vía judicial. El informe médico resulta fundamental para poder reclamar. Si no estamos conformes con la valoración de la compañía podemos contratar un perito independiente para que realice otro informe médico que sirva como prueba de que la valoración del seguro no es adecuada.

Habrá que prestar atención a la oferta motivada para saber si es adecuada. Aunque la Ley obliga a las compañías de seguro a presentar una oferta que detalle todos los puntos de la indemnización, lo habitual es que presenten una hoja desglosando los puntos de la indemnización, pero sin dar información.

Lo deseable sería que junto con la oferta se adjuntasen los informes médicos donde se detalla el alcance de las lesiones.